• Jaime Nebot:

    Jaime Nebot:

  • Nebot: “Sálvate. Y salva al Ecuador”

    Nebot: “Sálvate. Y salva al Ecuador”

  • Cynthia Viteri, precandidata presidencial del PSC-MDG

    Cynthia Viteri, precandidata presidencial del PSC-MDG

  • Jaime Nebot:

    Jaime Nebot:

Jaime Nebot:

 ‘No elijamos a dioses ni a pastores, no somos ovejas’

Con varios miembros de la Unidad sentados en las primeras filas y nombrando en su apertura a Cynthia Viteri, la candidata a la Presidencia propuesta por los socialcristianos, el alcalde Jaime Nebot arrancó la tarde de ayer su discurso en la sesión solemne por los 481 años del proceso fundacional de Guayaquil.

El alcalde dedicó gran parte de los 40 minutos de su alocución, ante cientos de personas que se congregaron en la explanada del Palacio de Cristal, a cuestionar algunas políticas gubernamentales y lanzar posibles soluciones.

Dijo que nadie por el solo hecho de ganar una elección puede convertirse en el dueño total de las funciones del Estado. “Eso no es democracia, es totalitarismo y ya es hora de que la Constitución y la ley prohíban eso”, indicó.

Habló de que el Estado no puede coartar el pensamiento y expresiones de los ciudadanos. Nebot planteó derogar la Ley de Comunicación, pues señaló que “no se puede usar un pretexto legal para amordazar y amedrentar a los demás”.

Dedicó unos minutos para criticar medidas como la implementación del dinero electrónico. “Hay que proteger la dolarización y rechazar el dinero electrónico, el dinero del aire...”, mencionó entre la gente que llevaba carteles que mostraba su respaldo al alcalde.

El personero municipal propuso renegociar la deuda pública externa e interna y buscar créditos serios y no con “chulqueros internacionales”.

Insistió en volver a crear los fondos para contingencias y emergencias y reducir el tamaño del Estado. Señaló que mientras el Cabildo destina $750 millones al año en obras, ese mismo monto gasta cada mes el Gobierno en sueldos.

Nebot, quien abordó temáticas que en los últimos días ha planteado Viteri, indicó que hay que crear normas constitucionales y legales para que “nunca más ningún gobierno pueda a ningún título disponer o apoderarse del dinero depositado en el IESS, en el Isffa...”.

Cuestionó también los atrasos en las transferencias a los gobiernos seccionales.

Dijo que el país necesitaba elegir personas más serias y no más dioses. “No elijamos más dioses, no más vanidosos, no más mentirosos. No más pastores, pues no somos ovejas”.

Al final instó a construir el camino hacia una democracia total, con una libertad verdadera. “Sálvate, salva tu familia y salva al Ecuador”, gritó.

Entre los asistentes a la sesión estaban el expresidente Lucio Gutiérrez; el exvicepresidente Alberto Dahik; dirigentes políticos como Ramiro González y alcaldes socialcristianos. También Fabricio Correa, hermano del presidente.

En el acto, el Cabildo entregó preseas a Hugo Delgado, Karla Morales, Verónica Fernández y a las emisoras Atalaya, CRE, Cristal y Universal.

Más temprano, Nebot apareció por 9 de Octubre y Boyacá en momentos que se realizaba el desfile. Saludó y abrazó a simpatizantes. Casi 40 minutos le tomó llegar hasta el Malecón para la unción cívica. (I)

Construyamos nosotros mismos el camino, pongámonos de pie para construir el camino de la democracia total, de pie para construir el camino de la libertad verdadera, de pie para construir el camino del progreso... solo así se hace poder popular.

Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil




Fuente: http://www.eluniverso.com/noticias/2016/07/26/nota/5710392/no-elijamos-dioses-ni-pastores-no-somos-ovejas



AddThis Social Bookmark Button
AddThis Social Bookmark Button

Nebot: “Sálvate. Y salva al Ecuador”

El alcalde de Guayaquil llama a “tomar en serio al país” y marca la ruta del cambio Justificó ayer su “compromiso” hasta 2019

Guayaquil fue la excusa para hablar del Ecuador. El alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, pronunció ayer un discurso de orden que lo desmarca, por si quedaban dudas, del panorama electoral (“tenemos que virar la página”, pidió) e hizo un llamado a los ecuatorianos para, literalmente, salvar al país de lo que denomina “un sistema perverso”. Él, que ha sido profesor de Filosofía, no encontró mejor forma de hacerlo que respondiendo a las preguntas del existencialismo.

¿De dónde venimos?, se preguntó desde el atril del Palacio de Cristal. Venimos, dice, de una “lluvia de dinero” que resultaba presumible se agotara. Y nos encontramos “en una brutal sequía” de oportunidades, libertades y progreso.

¿Quiénes somos?, se cuestionó. Somos la ciudad que cumple “481 años de fundación y ni un día de fundida”. Nebot no ha dudado en separar su modelo del Gobierno central como desnuda su introducción a la rendición de cuentas: “En plena crisis del Ecuador veamos qué está pasando en Guayaquil”, ha citado antes de enumerar las obras y servicios entregados y por venir.

¿Quién soy?, también ha dicho. Hablando en tercera persona de sí, Nebot ha optado por justificar su negativa a correr por Carondelet y ha convertido en desactualizadas las sospechas de un anuncio sorpresa: muchos cambiarían sin duda la Alcaldía de Guayaquil por la Presidencia de la República, dijo. Él no, promete, sin vuelta atrás desde el atril. “En esa disyuntiva, ustedes saben muy bien dónde está ubicado Jaime Nebot”, adelanta antes de recordar su compromiso hasta el 2019. No significa eso un paso al costado. Su rol en el escenario nacional no estará en la papeleta, pero sí en la política.

¿Qué haré?, volvió. Nebot se ve a sí mismo, después de convocar a La Unidad, como pieza clave para promover “un solo partido: el Ecuador” y “una sola misión: unirnos para que el país funcione”, tal y como vociferó con su tono característico frente Ramiro González (Avanza), Marcelino Chumpi (Pachakutik), Paúl Carrasco (Podemos), todos parte de la coalición; y César Montúfar (Concertación) y Lucio Gutiérrez (PSP), que se encuentran en etapa de diálogo. Esta vez, en la lista de faltas solo ha repetido el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, cuya ausencia no hace más que reforzar la tesis de un SUMA distante de La Unidad.

¿Qué harán los demás?, resultaba obligatorio entonces. Tarea urgente, identifica Nebot, es profundizar los conceptos de La Unidad. Democracia, para la cual es necesario eliminar “el totalitarismo” de la ley y la Constitución. Libertad, que solo concibe como posible si se logra “derogar la Ley de Comunicación”, a la que califica de un “subterfugio legal, pero injusto”, y extenderla a la educación. Y Economía, donde se extendió para puntualizar la necesidad de “volver a los fonditos” y el ahorro, de dejar a un lado “la bobería” de creer que las leyes atraen la inversión e impiden la salida de capitales, de renegociar la deuda, de obtener préstamos de “países serios” y no de “chulqueros” internacionales, de proteger la dolarización, de “rechazar el atraco del dinero electrónico” y de reducir, obligatoriamente, el tamaño del Estado.

¿Quién puede, quién debe? Ha sido este un discurso sin nombres propios. “No elijamos, más irresponsables, más vanidosos, más mentirosos”, enlistó el alcalde de Guayaquil, declinando a la tentación de impulsar desde la tarima la candidatura presidencial de Cynthia Viteri (PSC), sentada en primera fila. Pero no ha resistido del todo. Cuando desde el público había cambiado el grito usual de “Nebot, presidente” por un nuevo coro de “Cynthia, presidenta”. Él se dio tiempo para una confesión: “Yo también quisiera gritar eso”, dijo, amarrado por la formalidad de un discurso no partidista.

¿Cómo hacerlo? ha debido responder hacia el final de su discurso, apelando como sabe a la emoción: “Sálvate. Salva a tu familia. Y salva al Ecuador” ha urgido, ahora, a la mitad del 2016. Incapaz como todos de evitar el 2017. Un año en el que advierte: “Ya es hora de que tomemos al país en serio”.

Guayaquil fue la excusa para hablar del Ecuador. El alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, pronunció ayer un discurso de orden que lo desmarca, por si quedaban dudas, del panorama electoral (“tenemos que virar la página”, pidió) e hizo un llamado a los ecuatorianos para, literalmente, salvar al país de lo que denomina “un sistema perverso”. Él, que ha sido profesor de Filosofía, no encontró mejor forma de hacerlo que respondiendo a las preguntas del existencialismo.

¿De dónde venimos?, se preguntó desde el atril del Palacio de Cristal. Venimos, dice, de una “lluvia de dinero” que resultaba presumible se agotara. Y nos encontramos “en una brutal sequía” de oportunidades, libertades y progreso.

¿Quiénes somos?, se cuestionó. Somos la ciudad que cumple “481 años de fundación y ni un día de fundida”. Nebot no ha dudado en separar su modelo del Gobierno central como desnuda su introducción a la rendición de cuentas: “En plena crisis del Ecuador veamos qué está pasando en Guayaquil”, ha citado antes de enumerar las obras y servicios entregados y por venir.

¿Quién soy?, también ha dicho. Hablando en tercera persona de sí, Nebot ha optado por justificar su negativa a correr por Carondelet y ha convertido en desactualizadas las sospechas de un anuncio sorpresa: muchos cambiarían sin duda la Alcaldía de Guayaquil por la Presidencia de la República, dijo. Él no, promete, sin vuelta atrás desde el atril. “En esa disyuntiva, ustedes saben muy bien dónde está ubicado Jaime Nebot”, adelanta antes de recordar su compromiso hasta el 2019. No significa eso un paso al costado. Su rol en el escenario nacional no estará en la papeleta, pero sí en la política.

¿Qué haré?, volvió. Nebot se ve a sí mismo, después de convocar a La Unidad, como pieza clave para promover “un solo partido: el Ecuador” y “una sola misión: unirnos para que el país funcione”, tal y como vociferó con su tono característico frente Ramiro González (Avanza), Marcelino Chumpi (Pachakutik), Paúl Carrasco (Podemos), todos parte de la coalición; y César Montúfar (Concertación) y Lucio Gutiérrez (PSP), que se encuentran en etapa de diálogo. Esta vez, en la lista de faltas solo ha repetido el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, cuya ausencia no hace más que reforzar la tesis de un SUMA distante de La Unidad.

¿Qué harán los demás?, resultaba obligatorio entonces. Tarea urgente, identifica Nebot, es profundizar los conceptos de La Unidad. Democracia, para la cual es necesario eliminar “el totalitarismo” de la ley y la Constitución. Libertad, que solo concibe como posible si se logra “derogar la Ley de Comunicación”, a la que califica de un “subterfugio legal, pero injusto”, y extenderla a la educación. Y Economía, donde se extendió para puntualizar la necesidad de “volver a los fonditos” y el ahorro, de dejar a un lado “la bobería” de creer que las leyes atraen la inversión e impiden la salida de capitales, de renegociar la deuda, de obtener préstamos de “países serios” y no de “chulqueros” internacionales, de proteger la dolarización, de “rechazar el atraco del dinero electrónico” y de reducir, obligatoriamente, el tamaño del Estado.

¿Quién puede, quién debe? Ha sido este un discurso sin nombres propios. “No elijamos, más irresponsables, más vanidosos, más mentirosos”, enlistó el alcalde de Guayaquil, declinando a la tentación de impulsar desde la tarima la candidatura presidencial de Cynthia Viteri (PSC), sentada en primera fila. Pero no ha resistido del todo. Cuando desde el público había cambiado el grito usual de “Nebot, presidente” por un nuevo coro de “Cynthia, presidenta”. Él se dio tiempo para una confesión: “Yo también quisiera gritar eso”, dijo, amarrado por la formalidad de un discurso no partidista.

¿Cómo hacerlo? ha debido responder hacia el final de su discurso, apelando como sabe a la emoción: “Sálvate. Salva a tu familia. Y salva al Ecuador” ha urgido, ahora, a la mitad del 2016. Incapaz como todos de evitar el 2017. Un año en el que advierte: “Ya es hora de que tomemos al país en serio”.





Fuente: http://expreso.ec/actualidad/nebot-salvate-y-salva-al-ecuador-YE512472



AddThis Social Bookmark Button
AddThis Social Bookmark Button

Cynthia Viteri, precandidata presidencial del PSC-MDG

La consulta popular es el 'remolque' del candidato del Gobierno

"El pacto ético lo plantea el presidente de la República, quien apenas ganó ciento de miles de dólares los sacó a otro país sin pagar impuesto a la renta alimentando economías extranjeras", declaró hoy la precandidata presidencial Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano- Madera de Guerrero (PSC-MDG).

AddThis Social Bookmark Button
AddThis Social Bookmark Button

Jaime Nebot:

'Cynthia Viteri ya está segunda en las encuestas'

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, aseguró la mañana de este miércoles 13 de julio que la Unidad está “pegada con cemento” y que Cynthia Viteri, precandidata del Partido Social Cristiano (PSC) ante el bloque opositor al oficialismo, ya se ubica segunda en las encuestas presidenciales.

AddThis Social Bookmark Button
AddThis Social Bookmark Button
Previous
Siguiente

Correo

DIRECCIÓN: JERÓNIMO CARRIÓN E 6-21  ( ENTRE JUAN LEÓN MERA Y REINA VICTORIA )

2222-605 / 2506-330

QUITO - ECUADOR

AddThis Social Bookmark Button

Galería de imágenes

Galería de Video

Síguenos en:

facebook   twitter   youtube

Registro de Email

Participa de nuestra propuesta para un Ecuador mejor.